¿Tienes sed y hambre, orinas mucho, te sientes cansado e irritable?

¿Tienes sed y hambre, orinas mucho, te sientes cansado e irritable?

¡¡CUIDADO PUEDE SER DIABETES!!

Podrías ser parte de los dos millones de personas que están desarrollando este padecimiento y aún no lo saben dentro de los quince millones de personas que ya están diagnosticados en nuestro país.

Esta enfermedad se le ha denominado enfermedad silenciosa, ya que desde el momento que inicia hasta el diagnóstico pasan en promedio cinco años con deterioro en diversos órganos acompañado de un aumento o pérdida de peso inusual, niveles elevados de glucosa, triglicéridos o colesterol, malos hábitos alimenticios, vida sedentaria y estrés entre otros.

Si me diagnostican Diabetes ¿Qué hago?

No hay que asustarse ya que este padecimiento se puede tratar durante todas las etapas de la vida para evitar posibles complicaciones. Te recomendamos, acudir siempre con tu médico, quien te indicará el mejor tratamiento y realizará el seguimiento y revisiones de rutina quien en conjunto con tu nutriólogo (a) te ayudarán a:

1.- Planear tus comidas en relación al tratamiento farmacológico y tu estilo de vida: Tu alimentación deberá cumplir con las características de una dieta correcta, además será fácil y amigable para llevarla a cabo. No hay porque torturarte con la idea de no poder comer; al contrario, tu nutrióloga te enseñara a aprender como comer.

2.- Control de peso: Un peso adecuado para tu edad, sexo y estatura disminuirán el riesgo de alguna complicación derivada de la Diabetes y será parte esencial de un tratamiento integral.

3.- Actívate y mejora tu condición: Con 30 minutos diarios de caminata empezarás a notar los beneficios en el control de peso, aumento de la energía y la vitalidad, reducir el estrés y mantendrá tus niveles de glucosa bajo control.

4.- Cada comida es importante: Los niveles de glucosa se verán alterados si omites alguno de los tiempos de comida lo que te generará sentirte cansado e irritable ya que tu organismo no tendrá la "gasolina" necesaria para realizar tus actividades diarias.

5.- Infórmate: El tratamiento de la diabetes va mejorando día con día, si entendemos y nos informamos sobre su tratamiento, tips para cuidar tu salud, así como acudir al médico y nutriólogo (a) con frecuencia será vital para una buena salud.

Si tienes dudas sobre este padecimiento, sus complicaciones o procesos fisiológicos, te esperamos en Nutrimental que cuenta con un equipo de Nutriólogas especialistas en el tratamiento de la Diabetes Mellitus.

Promoción:

Llama a Nutrimental y refiere la lectura de este artículo y la

determinación de glucosa capilar en ayunas es ¡GRATIS!

Para evitar excesos de azúcar, podemos utilizar edulcorantes (sustitutos de azúcar) artificiales

pero ¿Cuál crees que sea el mejor para ti?

1.- ASPARTAME (Canderel y Nutra Sweet): Es un polvo sintético, blanco y cristalino hecho a base de dos aminoácidos (fenilalanina y aspartame). Es 160-200 veces más dulce que la sucralosa (azúcar normal). Es inestable cuando lo mezclamos con soluciones ácidas o en el calor y pierde su poder edulcorante; por lo tanto no te lo recomendamos para cocinar.

2.- SACARINA (Sweet and low): Es un polvo sintético, blanco y cristalino. Es 300-600 veces más dulce que la sucralosa (azúcar normal). Deja un sabor amargo después de consumirlo. Estudios evidencian que no causa cáncer.

3.- SORBITOL, MANITOL,  MATITOL Y XILITOL: Son azúcares derivados de la fermentación del almidón, maíz, trigo y papa convertidos en un polvo o jarabe. Tiene menos calorías que el azúcar normal (1.5-2.5 cal. por gramo contra 4 cal. por gramo). Las gomas de mascar y golosinas contienen este tipo de edulcorante. Pueden causar malestar intestinal como distensión, gases y/o diarrea.

4.- Sucralosa (Splenda): Edulcorante elaborado a partir del azúcar modificando su estructura molecular. Es 400 a 800 veces más dulce que la sucralosa (azúcar normal) que es de donde proviene. Este edulcorante no pierde sus propiedades para endulzar si lo utilizamos para cocinar a altas temperaturas. Es mínima la cantidad del edulcorante que se metaboliza en el organismo y es excretado en las heces. No hay evidencia que contraindique su uso.

5.- Inulina: es una fibra dietética y un substituto natural del azúcar. La inulina se puede utilizar para mejorar el sabor y endulzar los alimentos con pocas calorías y para mejorar la textura de alimentos reducidas en grasas. La Inulina regula el tránsito intestinal, contribuye a la mejor absorción del calcio, estimula y fortalece las defensas naturales de la flora intestinal, tiene bajo índice glucémico.

Los edulcorantes artificiales no son dañinos para la salud, pero como recomendación, usar con moderación.

Color I Color II Color III Color IV Color V Color VI

Log In or Register

fb iconLog in with Facebook