¿Qué tanto brindaste en estas fiestas?

Desde épocas remotas el alcohol ha sido parte importante en la mayoría de las culturas dándole múltiples connotaciones, como el ser una bebida para festejar eventos especiales, olvidar problemas e incluso ser parte clave en rituales sagrados, además de ser utilizada como anestésico en tratamientos médicos y quirúrgicos muy antiguos.

En la actualidad, el consumo del alcohol es cada vez a edades más tempranas y en mayor cantidad. Sin embargo ¿sabes que le hace el alcohol a nuestro cuerpo.

Cuando empezamos a beber la concentración de alcohol decrece con el tiempo ya que las enzimas responsables de la degradación, lo transforman a sustancias tóxicas para el organismo (acetaldehído y radicales libres). Estos interfieren con el metabolismo, principalmente de las grasas, originando daño celular a través de procesos de oxidación, inflamación y producción de sustancias que aceleran el proceso de envejecimiento. Por otro lado, aumenta la concentración de ácido láctico y disminuye.

Cuando consumimos alcohol se produce un aumento de triglicéridos en sangre y en el hígado, este último el mayor responsable de la metabolización del alcohol. Si el consumo del alcohol es excesivo y continuo, puede ocasionar una cirrosis hepática, condición que provoca la cicatrización del tejido hepático, dañando la estructura del hígado y bloqueando el flujo de sangre a través del órgano. La pérdida del tejido hepático normal disminuye la capacidad que tiene el hígado de procesar nutrimentos, hormonas, fármacos y toxinas entre otras. Las personas con esta condición, son las personas delgadas pero "panzonas" que pueden tener otros signos como verse muy amarillas, hinchadas y en la abdomen con venas rojas asimilándose a una telaraña.

Solamente un 2% del alcohol es metabolizado y eliminado por los pulmones, lo que constituye la base para saber si hemos bebido o no cuando nos someten a la prueba del alcoholímetro. Además, ocurren cambios en el sistema nervioso como entorpecimiento de los reflejos, depresión, mala coordinación, disminución creativa e intelectual; problemas cardíacos como aumento en la frecuencia de las pulsaciones, gasto cardíaco y presión arterial.

El alcohol que no se degrada rápidamente y el que queda circulando en la sangre tiene un efecto diurético, lo que promueve la deshidratación y la pérdida de vitaminas y minerales, a este efecto se le conoce como resaca.

Recuerda que el consumo excesivo del alcohol, puede causar una mala absorción de nutrimentos ya que las paredes del intestino delgado y grueso se deterioran y su capacidad de absorción se limita, pudiendo causar a largo plazo una mal nutrición y deficiencias de ácido fólico (B9), tiamina (B1), piridoxina (B6), vitamina C y vitamina A que son necesarias para el metabolismo, así como de magnesio, calcio y zinc.

Las personas que ingieren cantidades exageradas de alcohol y que, al mismo tiempo, hacen una dieta con alto contenido de grasas y además llevan una vida sedentaria, al contrario de verse flaquitos y panzones, tendrán problemas de obesidad o sobrepeso.

No todo es malo del alcohol, algunas bebidas por su origen nos proveen de antioxidantes y/o vitaminas del complejo B si bebemos en moderación, pero ¿sabes que es moderación? El consumo es de 0.7 g de alcohol/ kg peso en hombres y 0.5 g/ kg peso en mujeres que serían de 1-2 copas al día (350 ml de cerveza, 150 ml de vino o 52 ml de bebidas destiladas). De aquí la importancia de limitar el consumo de bebidas alcohólicas a 2 copas al día en eventos especiales, como el whisky, vodka, ginebra o el vino tinto; este último benéfico por sus antioxidantes; y evitar consumir el ron, tequila, cerveza entre otras ya que estas te incitarán a comer más alimentos.

Todas las bebidas, nos aportan 7 kcal por cada gramo de alcohol; pero estas calorías son vacías ya que no nos proporcionan ningún nutrimento. Las calorías en exceso tanto del alcohol como de los alimentos provocan un aumento de la grasa corporal.

¿Quieres saber cuántas calorías tiene una cuba, un tequila, un whisky, una cerveza, etc.? Para saber tienes que realizar las siguientes operaciones

Fórmula: Kcal = (% de alcohol) X (ml de alcohol) X (0.789) X (7) / 100

Ejemplo: ¿Cuántas calorías tiene un caballito de tequila (30ml)? El tequila tiene 44% de alcohol.

Solución:

Kcal= (44 % de alcohol) X (30 ml de alcohol) X (0.789) X (7) / 100= 72.90 kcal

Tabla de porcentaje de Alcohol en algunas bebidas

Bebida % alcohol
Sidra seca 4%
Sidra dulce 4%
Cerveza Obscura 4.6%
Cerveza Clara 4.6%
Vino de mesa 11%
Vino oporto 16%
Vermut dulce 35%
Ginebra 35%
Anis 40%
Ron 43%
Brandy 45%

Calculadora de calorías en las bebidas

Porcentaje de Alcohol

%

Volumen en mililitros

ml
=

En Nutrimental, te asesoraremos para que en tu vida cotidiana disfrutes de los alimentos como la bebida con medida y enseñarte a tomar mejores decisiones. Podrás hacer un equilibrio entre tus hábitos de alimentación y diversión ya que todo se puede, pero en su justa medida.

Color I Color II Color III Color IV Color V Color VI

Log In or Register

fb iconLog in with Facebook